Comparativa de los mandos de consolas retro II: SNES VS Mega Drive

Vamos con la segunda parte. Desde mi punto, la más importante de todas ya que representará la división en los formatos de mandos (o no). Para que os hagáis una idea, está el descubrimiento del fuego, la revolución del Neolítico y la separación de los mando de Nintendo y Sega. Por este orden más o menos.

Mando de Snes VS Sega Mega Drive

Comparativa de los mandos de consolas retro II: SNES VS Mega Drive

En esta ocasión, y como podéis ver en la imagen, estamos enfrentado 3 mandos en lugar de 2. Cierto es que se sacaron más mandos por partes de otras marcas o incluso otros accesorios por parte de las marcas oficiales. Pero mi idea es hacer una comparativa de los Pads originales. El tema de accesorios, será para otros artículos futuros.

Existen un montón de cambios respecto de estos mandos en comparación con sus versiones anteriores. En ambos casos, las formas de los mismos se volvieron mucho más redondeadas, aumentando su ergonomía y permitiéndote jugar sin que te aparecieran callos por todos lados. He usado ambos mandos y la verdad es que no he tenido queja de ninguno respecto a dolores ni incomodidades.

El mando de la SNES ha demostrado ser más resistente y fiable a lo largo de los años y a su vez, disponía de un cable más largo (1,80m contra los 1,40m del de Mega Drive). Aun así, nos encontramos ante 2 mando realmente buenos y muy bien adaptados a las características que les exigían sus respectivas consolas.

Las Crucetas

De nuevo nos encontramos con 2 sistemas de crucetas diferentes. La de la SNES vuelve a repetirse de una manera muy similar al de las NES. Pero un poquito mejorada. Esta cruceta dio grandes resultados. No hay más que ver que se incluyo igual en el mando de la Nintendo 64 y también en el de la GameCube. Al igual que su antecesora, nos encontramos con una gran cruceta. Cómoda de manejar y efectiva en sus diagonales.

En el caso de la Mega Drive, nos volvemos a encontrar con lo que algunos llaman “cruceta flotante“. Se trata de una cruceta con las diagonales. Parecida a la de su antecesora la Master System pero que tiende al círculo. A diferencia de la de la Master System que tendía a la cuadratura pero con esquinas redondeadas. Esta cruceta se parecía en concepto a la de su antecesora pero realmente era otro cantar. Las diagonales funcionaban de una manera perfecta. Sobre todo en la versión de 6 botones. El control era muy preciso y los movimientos especiales muy fáciles de ejecutar. El dedo se movía con mucha soltura a través del pad. La verdad es que tengo un recuerdo increíble del movimiento y precisión de esta cruceta.

Como decía antes, hubo muchos accesorios y mandos por parte de otras marcas. No me voy a poner a nombrarlos todos aquí. Se me acabaría la tinta del boli (bic por supuesto). Pero si que quiero hacer una mención especial al “grandísimoTurbo Touch 360 que os voy a presentar a continuación:

Comparativa de los mandos de consolas retro II: SNES VS Mega Drive: el turbo touch 360

Se trata de un mando para Mega Drive que como podéis observar, lo interesante de este era la cruceta. Parece algo así como un cruceta similar a lo que es un teléfono con pantalla táctil. Eso parece, y eso exactamente es lo que es. Una “cruceta táctil“. Pero no os dejéis engañar por su aspecto refinado. Esta cruceta era una mierda como un piano. ¿Qué era realmente este mando? Pues básicamente era el mando del segundo player que le dabas a tu colega cuando venía a casa a “echar un vicio“. De esa manera te asegurabas que podrías estar fustigándolo toda la tarde y maltratándolo como si de un “manta” se tratara. También te asegurabas que la tarea de ganarte en cualquier juego fuera imposible. Y es que hacer un Hadōken con esa cruceta era más difícil que pellizcar un vidrio.

Los Botones

Comparativa de los mandos de consolas retro II: SNES VS Mega Drive

En esta parte es donde realmente los mandos experimentaron una variación importante. La SNES colocó 6 botones en el frontal, conservando los del anterior modelo y añadiendo otros 2 más. Estos 4 botones principales tomaron la disposición de rombo. El botón de Start seguía usándose casi en todos los casos para hacer Pause. Mientras que el de Select permitía acceder al mapa o al menú del juego si es que lo había. Pero sin duda lo que sería el mayor acierto de este mando fue la inclusión del los botones L y R actualmente denominados “gatillos“. Cabe destacar que muchos consideran a la disposición de botones del mando de la SNES como la mejor que existe. De hecho, esta disposición ha sido compiada por montones de consolas posteriores como PlayStation (aunque cambiara el nombre de los botones) o por Xbox que no se entretuvieron más que en cambiar la disposición de los colores. El resto, igual. No es de extrañar que se haya copiado esta disposición. Ya que en la mayoría de los juegos, es más ventajosa que la de botones consecutivos por una simple razón: Permite pulsar algunos botones de manera simultánea con más facilidad. Tomemos como ejemplo el Super Mario, el cual requiere mantener pulsado un botón para correr a la vez que pulsas otro para saltar. Infinitas veces más cómodo con esta disposición de rombo.

Comparativa de los mandos de consolas retro II: SNES VS Mega Drive: Los mandos de Mega Drive

En cambio, el mando de la Mega Drive tomó otro camino. Como se ve en las imágenes, existían 2 versiones. Una con tan sólo 3 botones y otra con 6. Realmente el mando de 6 botones apareció poco tiempo antes de la salida de Street Fighter II. El cual requería de 6 botones para poder jugar correctamente (3 puñetazos y 3 patadas). El mando básico presentaba 2 botones más con respecto del de su antecesora la Master System. El botón C y un botón Start. ¡Por fin era posible hacer pause con el mando!. El mando de 6 botones añadía otros 3 encima de los ya típicos A, B, C denominados X, Y, Z. Y desplazaba el botón de Start al centro del mando. Esto permitía situar todos los movimientos de golpes (patadas y puñetazos) en los juegos de lucha. Lo cual convirtió a este mando en el más adecuado para ese tipo de juegos. De hecho, el de la Sega Saturn, que era una copia casi idéntica de este, pero con 2 gatillos, es considerado por la mayoría de los aficionados a los juegos de lucha como el mejor mando que hay para este menester. ¿Eran entonces posible jugar a Street Fighter II en Mega Drive con el mando de 3 botones? Por supuesto. No había problema alguno. Lo único que había que hacer era pulsar el botón Start y esto permitía “convertir” los botones A, B, C en X, Y, Z. O sea, que permitía alternar entre las 3 patadas y los 3 puñetazos. ¿¿¿Oooootra vez nos quedamos sin pause??? Pues claro. Y ahora en un ejercicio de imaginación, piensa en lo divertido que era jugar a Street Fighter II con el Turbo Touch 360 con la mierda de cruceta y teniendo que alternar patadas y puñetazos…

Con respecto al funcionamiento de los botones, poco hay que decir aquí. Ambos mandos iban a la perfección. Tenían un funcionamiento perfecto y una respuesta muy buena.

La Retro-compatibilidad de los Mandos

Volvemos a meternos en esta pequeña sección una vez más, por culpa de Sega. Como dijimos en la entrada de Comparativa entre mando de NES y Master System, el mando de la Mega Drive era compatible con el de la Master System. Y como es de imaginar, también ocurría al contrario. Aunque claro, de una manera muy limitada. Ya que con sólo los 2 botones del mando de la Master System, había juegos en los que perdíamos funcionalidad y por supuesto, nuestro amado Pause. Pero la cosa no queda aquí. Los mandos de la Mega Drive eran compatibles con otros dispositivos y consolas como por ejemplo: Atari / 2600 / Amiga / Commodore 64, etc. Por algunos sitios pone que estos mando podían romper el commodore 64 por un tema de variaciones en los voltajes. No se si es cierto o no. Pero yo he jugado al commodore 64 con estos mandos sin problema. Recuerdo jugar al International Soccer con el mando de 3 botones de la Mega Drive. Juego que era una autentica patata, pero era el único que tenía mi colega Fernan para el commodore 64 en cartucho y era enchufar y jugar. Por lo que lo usábamos siempre que no teníamos ganas de tirarnos 3 horas esperando a que cargara el Uridium o el juego de El Zorro que tenía tendencia a fallar y al final tocaba sacar el boli bic y rebobinarlo a mano…

Uridium de Commodore 64

Así que, resumiendo, y al igual que sus antecesores, eran mandos muy similares en cuanto a funcionalidad y prestaciones. Podríamos decir que el de SNES era superior si lo comparábamos con el mando de 3 botones de Mega Drive. Aunque la verdad es que eran 2 consolas con ideas bastante diferentes. Ya que la Mega Drive perseguía mucho más la adaptación de juegos arcade. Con lo que con 3 botones iba más que sobrada. Y aquellos que se habían adaptado a ambas consolas, disponían de versiones mas simples y de jugabilidad menos complicada en Mega Drive por esta misma razón. Pero si lo comparamos con el mando de 6 botones de Mega Drive, este último era superior, al menos en lo que a juegos de lucha se refiere. Por otro lado, el color del mando de Mega Drive lo hacía ver como algo más serio y formal que el de la SNES con tatos colorines. Lo cual le daba más aspecto “como de juguete“. Pero ambos estaban muy bien pensados para las consolas a las que pertenecían. Y para mi en este caso, se quedan en empate.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *